Su merendero de confianza

Desde 1959


Doña Evita, la mera buena; Leoncito con sus delicias gourmet; Mich, haciendo el paro pa todos los frentes; La señora Frida y Ari con su mole y cochinita. Desde 1959 a su servicio. ¡Gracias por su confianza!
tradición

Tradición desde 1959

A la señora Guadalupe Pintor, se le ocurrió poner un restaurant de antojitos norteños.

Localizado en Francisco Sosa, en una esquina donde ningún negocio tenía éxito, hasta que llegaron “Las Lupitas”. Le habían dicho que esa esquina era de mala suerte y ella contestó “Yo la voy a hacer de buena suerte”, y así fue.

Su Hija Velia Pintor e Irene Pintor le ayudaron a poner el Merendero, trayendo clientela y decorando el interior.

Así, la señora Lupita se asoción con una pariente de Hermosillo y la esposa del ponente curiosamente era también “Lupita” y de ahí “Las Lupitas”.

Eva Pintor es la actual dueña del Merendero.

28 años después de estar rentando el lugar, se adquirió la propiedad.

En un principio era sólo Merendero, hasta que en 1987 se decidió abrir los desayunos. Ahora se cuenta con desayuno, comida y merienda.

 

Tradición, calidad y sabor

Gracias a ti, más de 50 años de la familia “Las Lupitas”.

¡Con el único sabor y tradición de siempre!

Wordpress hg restaurant responsive theme clickssmart.com